8 dic. 2016

Darse permiso para errar


“Jesús lloró” (Juan 11:35)

El legalismo sataniza y condena la equivocación. Por esa vía se forman extremistas de la fe y personas que enferman su cuerpo y su mente. Lamentablemente, el fenómeno va en aumento, en parte, porque el fundamentalismo religioso también ha crecido como espuma. En parte por la ignorancia bíblica y también, porque muchos quieren vivir el éxito en todas las facetas de su vida, y eso incluye, la religión. No quieren aparecer como cristianos débiles o que cometen errores.

Un pastor, luego de escuchar una de mis conferencias sobre el pastorado y la salud mental me dijo muy preocupado:

—¿Cómo podría pastorear una congregación si ellos supieran que estoy luchando con un problema emocional?

—Así mismo —le dije— enfermo, pero reconociendo que tiene un problema y necesita ayuda. Hacer eso les dará más confianza a la gente en usted, porque entenderán que es como ellos. Jesús no tuvo problemas con llorar delante de sus discípulos cuando estuvo triste. ¿Por qué usted debería ser superior a Cristo y esconder sus tristezas?

El nombre de Isaac Hunter figuró en todos los diarios de EE.UU., en parte por ser hijo del consejero espiritual del presidente Obama, pero también, por ser el líder de una importante congregación cristiana. La razón de tanto interés: Su suicidio de una manera sorpresiva para todos.

Luego se supo que estaba enfrentando problemas matrimoniales que finalmente lo llevaron a una profunda depresión.

¿Por qué no pidió ayuda? ¿Por qué no dejó lo que hacía para recuperarse?

Siempre he admirado la actitud de un amigo pastor que ante la situación de un hijo que se estaba metiendo en drogas, dejó todo, se fue a vivir al campo, alejado de todos y durante varios años se concentró sólo en pedir ayuda y colaborar en la recuperación de su hijo. Cuando estuvo seguro que su hijo amado estaba recuperado y en buen camino, regresó al ministerio, con la seguridad de que ahora si tenía las herramientas necesarias para hacerlo. Una buena comprensión del evangelio nos lleva a admitir nuestros conflictos y enfrentarlos, no al revés.


Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez. Del libro inédito: 
SUPERANDO OBSTÁCULOS

#MiguelÁngelNúñez #meditaciónmatinal #devocióndiaria